• Algo de vida hay, aunque poca. Estoy en un periodo de esos de poco escribir, aunque haya mucho sin publicar :)
    [|FuRiA|]
    ...
    loka apasionada
    Ola k ase
    (Probando, probando... hay vida por aquí aún?)
    Cabo Upham
    Que bueno, me acorde de ti y me he pasado por aqui.
    Espero estes bien, y podamos vernos pronto. Un abrazo
    Turin
    Admirando tu EFETEPE!
    Cabo Upham
  • Calendario
  • year back month back Feb 2005 month forth year forth
    L M X J V S D
      2 4 5 6
    12 13
    14 15 16 17 18 19 20
    21 22 27
               
  • Social
  • Link to my facebook profile Unauthorised quotes from one of the best tminds in the 21st Century. Inspiration! Link to my *dead* deviant art profile.
    hosting to some interesting photos. Please encourage me to upload more! Food!, drink!, places! Another blog :)
    RSS feed to this blog. Programming is both my work and one of my passions. Access my lists, my favorite music and share yours in this amazing app. Youtube, should I say more?
    Urs shortening service and file hosting for the pixelatedrobots.com network
Boooring
Extraido (casi vilmente) de Escolar.net
El artículo completo

[...]

Cualquiera que tenga el hábito de leer prensa culta anglosajona o alemana sabe a qué durísimo examen se somete cualquier ensayo filosófico, humanístico o científico en aquellos países. De Francia, sin embargo, mi generación aprendió la irresponsabilidad elegante, la inmoralidad chic, una premonición de la "vida cultural" como espectáculo de masas. Quizás esa debilidad, en un país como Francia, de soberbia tradición intelectual, viniera causada por la imposibilidad de juzgar públicamente la colaboración de las clases cultas con el invasor alemán. Al desprestigio de los intelectuales durante la ocupación siguió una política de sacralización indiscriminada.

Lo que me importa subrayar es el alcance de esa irresponsabilidad. Barthes, como muchos de sus amigos o discípulos de la época, Althusser, Deleuze, Kristeva, Sollers, Pleynet, Sarduy, ¡tantos otros ya desaparecidos!, influyeron decisivamente sobre mi generación y acentuaron la tendencia a la irresponsabilidad secular en nuestro país. Hoy, desde el poder (y no me refiero a Zapatero y su equipo, como es lógico, pues son más jóvenes), la vieja generación se encuentra inerme frente a la crítica. No han sido nunca criticados en serio, y si alguien lo intentó, fue lapidado. He aquí su mayor debilidad, justo antes del retiro. Y ésa es también la razón por la que a cualquier reserva o desacuerdo sobre su trabajo responden con esa estupidez en forma de insulto: "¡Facha!". ¿Facha?

En su imprescindible Koba the Dread (en español lo ha publicado Anagrama), Martín Amis se pregunta cómo es posible que todavía hoy, con toda la información que obra en nuestro poder, si alguien declara su simpatía por los nazis es razonablemente eliminado de la vida pública, pero si declara su simpatía por los comunistas bolcheviques puede incluso recibir aplausos. En su ensayo, Amis recoge sólo algunas de las más espantosas carnicerías del comunismo soviético. A ellas habría que añadir las de Mao, Fidel, los khmer rojos y las apenas conocidas del continente africano. Amis se pregunta por qué llamaban "facha" a su padre tras abandonar el partido comunista al conocer los asesinatos estalinistas, y quiénes eran, en realidad, los fascistas. Así pues, ¿quién es el fascista?

Hace poco, en este mismo diario, un colaborador de todas las dictaduras menos una, Santiago Carrillo, se ufanaba de ser el único comunista que no se había equivocado jamás, ante la sonrisa complaciente del entrevistador. Como si fuera una figura del deporte, este hombre ni siquiera se tomaba en serio a los muertos. También puede suceder que no se hubiera enterado de nada, pero eso sería aún peor. ¿Los comunistas españoles estuvieron 40 años en manos de un incompetente?

[...]
Este es uno de mis posts favoritos
(11/02/05)
El deseo de esos labios me atormenta, y el brillo plástico de ésos perfectos ojos abiertos me persigue mientras piso a fondo y me dirijo al norte.

El cielo estaba cubierto de una uniforme escala de tonos maravillosamente anaranjados que se extienden sobre el azul del cielo como aceite.

El sol se va, y llego yo. El día (como quien dice) acaba de empezar.

Ésto no sería lo mismo sin un post absurdo que supere las 4 de la madrugada.