• Algo de vida hay, aunque poca. Estoy en un periodo de esos de poco escribir, aunque haya mucho sin publicar :)
    [|FuRiA|]
    ...
    loka apasionada
    Ola k ase
    (Probando, probando... hay vida por aquí aún?)
    Cabo Upham
    Que bueno, me acorde de ti y me he pasado por aqui.
    Espero estes bien, y podamos vernos pronto. Un abrazo
    Turin
    Admirando tu EFETEPE!
    Cabo Upham
  • Social
  • Link to my facebook profile Unauthorised quotes from one of the best tminds in the 21st Century. Inspiration! Link to my *dead* deviant art profile.
    hosting to some interesting photos. Please encourage me to upload more! Food!, drink!, places! Another blog :)
    RSS feed to this blog. Programming is both my work and one of my passions. Access my lists, my favorite music and share yours in this amazing app. Youtube, should I say more?
    Urs shortening service and file hosting for the pixelatedrobots.com network
Boooring
Por John Leland.
conexiones@claringlobal.com.ar


La fantasía universal sobre una estrella de rock es más o menos así: uno hace música muy popular, observa cómo su humanidad se reproduce en las tapas de las revistas y en MTV y, de vez en cuando, se preocupa por los años que pasan.

Sin embargo, según devela la nueva lista de las 50 estrellas pop que más dinero facturan publicada por la revista Rolling Stone, son los rockeros entrados en años los que están atravesando por la parte más exitosa de sus carreras. La mitad de los 10 que más ganan superan los 50 años y, dos, incluso, tienen más de 60. Sólo un grupo, Linkin Park, cuenta con integrantes menores de 30 años en sus filas.

La lista anual revierte la percepción común que la gente tiene sobre la música pop. No sólo no es terreno de los jóvenes, sino que tampoco es el reinado de las ventas de CDs, de los hits y de los videos de música sexualmente sugerentes. No alcanzan los ingresos que las estrellas jóvenes y sensuales generan gracias a MTV o a los ránkings de los artistas. Las canciones y los álbumes populares publicados por la revista Billboard, el verdadero panteón popular, según parece, pertenecen a un grupo de más edad, que ya no produce nuevos hits, pero que reinterpreta canciones que tienen más años que la mayoría de los ídolos populares de hoy.

En otras palabras, la música pop puede girar alrededor de Gwen Stefani, Ashlee Simpson y Ashanti, pero los artistas que más ganan son: Celine Dion (N° 21 en la lista), Bette Midler (N° 24) y Cher (N° 43).

Consideremos el caso del cantante Usher, de 26 años. Fue el que vendió más álbumes en 2004. Pero Usher sólo se ubicó en el puesto N° 16 -muy por debajo de Phil Collins que, con 54 años, se posicionó en el N° 8; o Jimmy Buffet, que con 59, alcanzó el puesto N° 5. Collins y Buffet, al igual que Elton John, N° 4, Simon & Garfunkel, N° 10 y Sting, N° 15, tienen una edad en la que el cabello se está tornando en una batalla perdida.

Esta no es la revolución que la industria, supuestamente, debía promover. Incluso en la cima de la lista, Prince y Madonna, ambos de 46 años, ganaron, cada uno, más de 50 millones de dólares en 2004, después de años de no atraer a los fans a las disquerías.

"Esto siempre sorprende a los fans", explica Joe Levy, subeditor de Rolling Stone. "Los artistas terminan aprendiendo, con esfuerzo, que el dinero viene de las entradas de los recitales y de las remeras, y no de vender discos. Esa es la lección: uno construye una marca a lo largo del tiempo y puede vender la marca aunque no pueda vender los álbumes". Esto significa que, si bien es bueno ser un artista demandado, mucho mejor es ser un artista que fue demandado en el pasado.

Para las discográficas, que rara vez comparten las ganancias de los conciertos, esta fórmula transmite una lección simple. "Esto dice a las claras que la industria discográfica apesta. Si bien las compañías siguen creando y respaldando grupos exitosos, el dinero de los consumidores no está en el mercado de los discos", sentenció Fred Goodman, autor de "La mansión sobre a colina: Dylan, Young, Geffen, Springsteen y la colisión del rock y el comercio".

Si las canciones viejas crean más ganancias que las nuevas, entonces el negocio está montado en una paradoja. Eso puede ser válido para los sellos discográficos, pero Tom Calderone, vicepresidente ejecutivo de programación musical de MTV y MTV2, sugirió que "los músicos no sólo están creando nuevas canciones, sino que están generando viejas canciones futuras". "En cinco o seis años vamos a ver cómo Echo and the Bunnymen, New Order y The Cure van a tener precios de entradas muy elevados", dijo Calderone sobre una generación de bandas que todavía no está dispuesta a descansar sobre sus antiguos temas. "Así las cosas, tal vez a Jimmy Buffett lo reemplace la reunión de Bauhaus, a 250 dólares la entrada", dijo, refiriéndose a una banda que se disolvió en 1983. Y agregó: "Y entonces yo estaré allí".

Traducción de Claudia Martínez.
© The New York Times